jueves, 23 de octubre de 2014

Gracia Inclusiva parte 3


Hebreos 7:11Si hubiera sido posible alcanzar la perfección mediante el sacerdocio levítico (pues bajo éste se le dio la ley al pueblo), ¿qué necesidad había de que más adelante surgiera otro sacerdote, según el orden de Melquisedec y no según el de Aarón?

La perfección del ser humano no se puede alcanzar mediante la ley. Por eso la iglesia que no esta en la gracia no esta siendo efectiva para realizar el plan de Dios. Porque nadie puede alcanzar la perfección mediante la ley de Moisés y el sacerdocio levítico, la iglesia tradicional esta en el modelo del sacerdocio levítico, ellos administran la ley de Moisés/Torah la ley esta en sus predicas, enseñanzas, correcciones, argumentos. Esa ley esta en sus mentes, y corazon por eso no pueden agradar a Dios.

Gálatas 3:11Ahora bien, es evidente que por la ley nadie es justificado delante de Dios, porque «el justo vivirá por la fe».

La justificación, que es el perdón de los pecados se obtiene por fe. Y por fe vivirá el que ha sido perdonado por gracia. Fe es creer en la palabra de Dios. Uno demuestra que tiene fe cuando cree en el sacrificio de Jesus y obedeces al llamado de vivir por fe, creyendo que Jesus te justifico. 


Romanos 10:6 Pero la justicia que se basa en la fe afirma: «No digas en tu corazón: "¿Quién subirá al cielo?" (es decir, para hacer bajar a Cristo),7 o "¿Quién bajará al abismo?" » (es decir, para hacer subir a Cristo de entre los muertos).8 ¿Qué afirma entonces? «La palabra está cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón.» Ésta es la palabra de fe que predicamos:9 que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.10 Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo.11 Así dice la Escritura: «Todo el que confíe en él no será jamás defraudado.» 12 No hay diferencia entre judíos y gentiles, pues el mismo Señor es Señor de todos y bendice abundantemente a cuantos lo invocan,13 porque «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo».


Es de conocimiento general que todo el que cree en su corazón y confiesa con su boca que Jesus es su Senior es salvo. Mas esta confesión se a convertido en un ritual hipócrita y no la realidad de aquel que se ha arrepentido de su obras muertas (que es el tratar de adquirir justicia mediante cumplir la ley). La salvación se recibe al haber creído, es decir por fe y por gracia, porque es un regalo de Dios por medio de Jesus, el único que nos puede salvar del pecado.

Dios estuvo hablando por generaciones a través de los profetas de la ley, que el justo viviría por FE!!! Fe es creer que el sacrificio de Jesus es suficiente, para librarnos de la condena de la ley. Fe para creer que Jesucristo es suficiente para pagar por toda nuestra debilidad. Fe para creer que por causa de Jesus, ahora, Dios nos recibe basado en la santidad de Jesus. Fe para creer que el sacrifico de Jesus no necesita ser completado, por las obras muertas de justificación humana basada en la ley que señala la carne. Fe en Jesus para vivir aprendiendo del amor de Dios como hijos amados del Padre Eterno.

Romanos 10:4De hecho, Cristo es el fin de la ley, para que todo el que cree reciba la justicia.

Todo el que cree que Jesus murió para pagar por su pecado, YA YA YA, ya cumplió las demandas de la ley mediante el cuerpo de Jesus. Nosotros morimos al pecado, no por nuestra fortaleza o voluntad sino por sustitución. Cristo tomo nuestro lugar. Cristo tomo el lugar que a nosotros nos tocaba, para que nosotros no tuviéramos que morir por causa del pecado.


Romanos 7:4Así mismo, hermanos míos, ustedes murieron a la ley mediante el cuerpo crucificado de Cristo, a fin de pertenecer al que fue levantado de entre los muertos. De este modo daremos fruto para Dios.


Cristo murió por nosotros para que pudiéramos recibir el Espíritu de Dios. La única manera que daremos buenos frutos, agradables a Dios es cuando entendemos que es Cristo en nosotros el que nos va transformando. Junto a la iglesia verdadera de Jesus que nos edifica y capacita en el conocimiento del Hijo de Dios a través de 5 dones ministeriales que operan en el pacto de la gracia. Hasta que todos los que hemos creído logremos crecer a la altura de Cristo (Ef 4). Esto lo logramos a través de un proceso de ser reconciliados, restaurados y transformados a la imagen de Cristo Jesus.


NO HAY CONDENACIÓN PARA LOS QUE RENUNCIAN A TRATAR DE GANARSE EL FAVOR DE DIOS, ESTOS SE ARREPIENTEN DE SUS OBRAS DE MUERTE. LAS OBRAS DE MUERTE/VANAS SON AQUELLAS QUE USAS PARA JUSTIFICARTE, PARA GANARTE LA SALVACIÓN, PARA CUBRIR LOS DESEOS DE LA CARNE CON OBRAS HIPÓCRITAS Y RELIGIOSAS. PERO, LA NO CONDENACIÓN O LIBERTAD DE LA CONDENA DE LA LEY, LA RECIBES CUANDO CREES QUE JESUCRISTO TE SALVO Y TE HIZO LIBRE POR FE. Es por fe que se recibe la gracia de Dios.



Romanos 8: 1 Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús,2 pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte.



Nos unimos a Cristo por fe, USTED, alguna otra persona, sea adicto, prostituta, homosexual, pillo, mentiros; si renuncia a las obras de muerte (auto-justicia), para creer en el sacrificio de Jesús en su corazón y confiesa con su boca que Jesús es su salvador, Usted es uno con Cristo por fe, recibe la gracia de Dios, y el Espíritu Santo. Fue por medio de Jesucristo, de Su sacrificio y de Su Espíritu es que somos libertados, de la ley que nos señalaba el pecado y nos condenaba a muerte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario